BENEFICIOS FISCALES POR LA VENTA DE TU VIVIENDA

Beneficio fiscal

Vender tu vivienda habitual para comprar otra tiene una serie de ventajas fiscales, todo ello gracias a la exención por reinversión de vivienda habitual, pues te ahorraras entre un 19% y un 25% en el IRPF por la ganancia patrimonial obtenida entre el precio de compra y el de venta.

Para obtener esta exención, es necesario cumplir una serie de requisitos de cara a hacienda, como, por ejemplo, es necesario haber residido en ella durante al menos tres años seguidos, si bien, este periodo puede ser menor y considerarse vivienda habitual de cara a hacienda (divorcio, traslado laboral, etc). 

Respecto a la nueva vivienda adquirida, para que sea también tu residencia habitual deberás habitarla en un plazo de 12 meses desde la compra o desde que termine su construcción.

Además, también podrán acogerse a esta exención por la venta de su vivienda quienes destinen el dinero a rehabilitar la nueva vivienda habitual, en este caso, el coste de la obra no puede superar el 25% del precio de adquisición de la vivienda.

El plazo para aplicar la exención en el IRPF por la venta de la casa es de dos años desde que vendes tu vivienda.

¿QUÉ OCURRE CUANDO SOLO DESTINAS PARTE DEL DINERO DE LA VENTA DE LA CASA A LA COMPRA DE LA NUEVA?

Es lo que Hacienda denomina una reinversión parcial,  y solo quedara exento de tributar el dinero que efectivamente reinviertas en la nueva casa.

Las cantidades que no uses para comprar tu nueva vivienda habitual se considerarán una ganancia patrimonial en el IRPF y tendrás que pagar impuestos por ellas. Eso sí, podrás usarlas para compensar pérdidas y ganancias patrimoniales

Hacienda también suele revisar que las cantidades que indiques cuadran con las de la operación real. En otras palabras, que efectivamente has reinvertido todo el dinero de la venta de la casa en la nueva y que, además, lo has hecho dentro del plazo estipulado.

Artículo publicado en: Law & Trends

Autor: Ignacio Gómez Aguirre